Productos

Especificación

Técnica

Solicitar información del producto

Extintores

Polvo / CO2 / Agua / AFFF

El agente extintor debe ser apropiado a la clase de fuego que vaya a combatir, es decir, a los combustibles y a los riesgos existentes, con fin de que su acción se manifieste como más eficaz.

Su emplazamiento los hará fácilmente visibles y accesibles. Además, deben colocarse próximos a los puntos donde se estime mayor probabilidad de iniciarse el fuego, y a ser posible cerca de las salidas de evacuación.

Todos los modelos de extintor deben estar homologados de acuerdo con la normativa EN 3. La clasificación de los mismos se realiza en función del tipo de fuego y su efectividad.

Los conocimientos básicos de utilización de extintores deberán ser proporcionados a todo el personal del establecimiento en que se hallen instalados.

La vida útil de todos ellos es de 20 años, y es preceptivo efectuar las operaciones de mantenimiento obligatorias. Del mismo modo, es necesario recargarlos totalmente después de cada utilización, aunque pueda quedar algo de carga en el mismo.

Las operaciones de mantenimiento están recogidas en Reglamento de Instalaciones y Sistemas de Protección contra Incendios.

El extintor de incendio, es un aparato que contiene un agente extintor que puede proyectarse y dirigirse sobre un fuego por la acción de una presión interna. Esta presión puede producirse por una compresión previa permanente o mediante la liberación de un gas auxiliar.

Es el elemento más básico, no por ello el menos importante, que ha de estar disponible en todo establecimiento, para evitar que un conato de incendio pase a estadios mayores.